icono-sumario Segunda de la Feria de San Pedro

Video resumen de la encerrona de Morenito, en Burgos I @BURGOSTOROSlinea-punteada-firma1

ÍÑIGO CRESPO > Burgoslinea-pie-fotos-noticias

La mejor coraza, su fortaleza. Un autocontrol a prueba de bombas. Y un dominio de sí mismo con los elementos a la contra. Así, a base de estoicismo, Morenito de Aranda sacó carácter y determinación, no se vino abajo y terminó saliendo en hombros en una complicada encerrona en solitario. Porque en conjunto, la corrida de Adolfo fue un tacazo de hechuras, pero resultó difícil, y si hubiera tenido más poder, hubiera tornado en dura. Sólo dos excepciones: el buen segundo y de mucha calidad el sexto, un toro que le llegó tarde a Morenito. Sobre todo, después de ver cómo el presidente le negaba la oreja en el primero, de inventarse una faena con el tercero, y de hacer un tremendo esfuerzo tras una severa voltereta en el quinto. Pero finalmente, el torero burgalés pudo expresarse con aquel ejemplar y firmar buenos muletazos para conseguir abrir una Puerta Grande peleada.

El primer ‘Adolfo’ se movió sin clase y cambiando el ritmo. Morenito anduvo solvente con él en una labor de técnica y paciencia. Faena a más, con las mejores tandas por el pitón derecho exprimiendo al animal. Faena de mucha suficiencia rematada de buena estocada. Hubo petición de oreja, pero incomprensiblemente el presidente no tuvo a bien concederla. El diestro burgalés, que había brindado el trasteo a su paisano Roberto Martín Jarocho, que hasta hace una semana actuaba a las ordenes de Iván Fandiño, saludó finalmente una ovación.

Agarrado al piso y falto clase y fondo fue el segundo, frente al que Morenito desplegó oficio y seguridad en una actuación carente de brillo por la condición de su oponente. Lo pasaportó de pinchazo y estocada y fue silenciado.

No se aburrió el burgalés frente al tercero, un astado más hondo, sin clase y de poco celo ante el que planteó una labor de determinación y carácter. Valiente, Morenito plantó cara a las pocas facilidades que le estaba dando la corrida y se inventó una faena rematada de estocada. Así cortó la primera oreja de la tarde. El cuarto fue el toro más deslucido de la suelta. No tuvo opción Morenito.

Morenito, en Burgos I @BURGOSTOROS

El quinto fue un toro de buenas hechuras al que el torero burgalés recibió a portagayola. Una actuación de esfuerzo ante un ejemplar exigente, con movilidad que no terminó de entregarse. Muy dispuesto, el torero fue volteado al instrumentar un muletazo por el pitón derecho. Volvió a la cara de su enemigo sin dejarse nada y poniendo todo de su parte. Lo despachó de pinchazo y estocada pero la tardanza del animal en doblar hizo que todo quedara en ovacion tras leve petición.

El sexto fue el toro de más clase del encierro, un ejemplar de buenas hechuras, justo de fuerzas que fue protestado de salida, pero que con buen criterio acertó el presidente en mantenerlo en el ruedo. Sacó mucho fondo y calidad el astado, que le permitió a Morenito expresar su tauromaquia en una faena de reposo, templanza y ligazón y al que también recibió a portagayola. Mató de pinchazo y estocada y cortó una merecida oreja.

Hierro de Adolfo Martín - España Coliseo de Burgos. Segunda de la Feria de San Pedro. Tres cuartos de entrada. Toros de Adolfo Martín, de bonitas hechuras pero dificil para el triunfo, a excepción del segundo y el buen sexto, con calidad. logo-mundotoro-fichas-crónicas
Morenito de Aranda, en solitario, ovación tras fuerte petición, silencio, oreja, silencio, ovación tras leve petición y oreja.